ESTAFAS LLEVADAS A CABO POR MEDIOS INFORMÁTICOS O TELEMÁTICOS

El delito de estafa puede llevarse a cabo por medios informáticos y/o telemáticos. En este sentido, comete un delito de estafa quien, con ánimo de lucro y por medios informáticos y/o telemáticos, ejerza un engaño bastante sobre la víctima que le induzca a error y a realizar un acto de disposición en perjuicio propio o ajeno.


Un ejemplo de este tipo de estafa sería el de los anuncios de venta de productos online, en que, después de que la víctima del engaño ha pagado por transferencia bancaria el precio acordado, no recibe el producto o bien éste no reúne las características pactadas; o el caso en el que el supuesto comprador, después de haber recibido el bien, no paga al vendedor (víctima del engaño).


También se comete estafa cuando se utilizan los datos obrantes en tarjetas de crédito o débito, o cheques de viaje, para realizar cualquier operación por la red en perjuicio del titular de estos instrumentos de pago o de un tercero.


Asimismo, se considera estafa la actuación del sujeto que, con ánimo de lucro y mediante la manipulación informática u otro artificio semejante, consigue una transferencia no consentida de un activo patrimonial en perjuicio de tercero. Un caso de este tipo de estafa lo encontramos en el scam.

 

En el scam podemos diferenciar dos tipos de conductas:

  • En la primera fase se captan a los intermediarios (muleros), por ejemplo, mediante el envío masivo de correos electrónicos de los que resulta que una supuesta empresa oferta puestos de trabajo que realmente van a consistir en recibir, en sus cuentas bancarias, dinero transferido desde cuentas de presuntos clientes para luego, después de deducir la comisión pactada, transferirlo a otras cuentas, normalmente del extranjero.
  • En la segunda fase, mediante diversos procedimientos, se obtienen las claves de los usuarios de la banca online que se van a ver perjudicados por el delito de estafa online. La forma más habitual de obtención de las claves, aunque no la única, es mediante la técnica del phishing; con esta técnica de phishing, simulando ser una entidad bancaria, se envían de forma masiva correos electrónicos que incluyen un link a la supuesta página web de la entidad, engañando a las personas para que cliquen en el mencionado link (aludiendo motivos de seguridad, mantenimiento, mejora del servicio...), lo que les conducirá a una página web falsa que imita a la original (web spoofing) en la cual, si introducen sus datos personales (incluidas contraseñas de acceso), estos datos no los recibirá el banco, sino el autor del phishing.

De este modo, el scam supone que se realiza una transferencia de dinero no autorizada de la cuenta de la víctima de la estafa online a la cuenta del mulero el cual, tras deducir su comisión, transfiere el importe a otra cuenta, normalmente en el extranjero.


También constituye delito de estafa la fabricación, introducción, posesión o facilitación de programas informáticos específicamente destinados a la comisión de estafas.

 

Para más información, puedes concertar una cita previa con Digital Crime Abogados escribiendo un correo electrónico a info@digitalcrimeabogados.com o llamando al número de teléfono +34 93 5704148+34 93 5704148. Te informamos de la posibilidad de mantener reuniones en todo el territorio estatal.

CONTACTA

Digital Crime Abogados

info@digitalcrimeabogados.com

+34 93 5704148+34 93 5704148

 

Digital Crime Abogados presta servicios en todo el territorio español

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
©2016-2018 Digital Crime Abogados. Todos los derechos reservados

Llamar

E-mail

Cómo llegar