VIOLENCIA DE GÉNERO DIGITAL

Las nuevas tecnologías de la información y comunicación (TIC) han cambiado la forma de interactuar de las personas, la forma en la que se relacionan unas con otras. Este hecho que, a priori, es positivo, tiene también su vertiente negativa, ya que cada vez se cometen más delitos a través de las TIC.


En los primeros tiempos de aplicación de la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, la violencia de género se relacionaba con la agresión física o psicológica y la sexual. Sin embargo, actualmente, y debido al auge de las TIC, encontramos nuevas formas de comisión de la violencia de género (o violencia sobre la mujer), a través de correos electrónicos, chats, mensajes en Twiter, Tuenti, Facebook..., que afecta, sobre todo, aunque no exclusivamente, a adolescentes o menores de edad.

 

Aunque la violencia de género digital supone la comisión de uno o varios delitos informáticos, por su especialidad constituye un área de práctica diferenciada. En todo caso, puede acceder a una relación de delitos informáticos clicando aquí.

 

En el Departamento de Violencia de Género Digital, Digital Crime Abogados presta, entre otros, los siguientes servicios:

  • Asesoramiento jurídico.
  • Análisis de evidencias informáticas.
  • Elaboración de periciales y contrapericiales informáticas.
  • Asistencia letrada judicial y extrajudicial, tanto en el ámbito penal, como civil (separación o divorcio y liquidación del régimen económico matrimonial) y laboral (despido derivado del ejercicio de los derechos inherentes al hecho de ser víctima de violencia de género digital).
  • Elaboración de informes o dictámenes jurídicos.
  • Elaboración de informes, periciales y contrapericiales informáticas.
  • Charlas, formación y conferencias.


Las TIC han cambiando la forma en que hombres y mujeres se relacionan e interactúan entre sí, haciéndolo en un espacio donde se realiza una exposición de la vida personal, lo que permite a éstos conocer en todo momento donde están, qué están haciendo, con quién están hablando sus parejas o exparejas... Las nuevas tecnologías, mal utilizadas, pueden convertirse en una poderosa herramienta de posesión y control a la pareja; por un lado, permiten estar permanentemente conectados y, por otro, mostrar al mundo hasta el último detalle de nuestra vida privada.


Los delitos que pueden llevarse a cabo a través de las TIC en el ámbito de las relaciones afectivas presentes o pasadas entre un hombre y una mujer normalmente se llevan a cabo cuando la relación está en riesgo de finalizar o cuando ya ha terminado, y sus manifestaciones pueden consistir en amenazas, coacciones, delitos contra la intimidad, injurias, calumnias, trato degradante...


Como vemos, la violencia de género no se traduce tan solo en un homicidio o en un asesinato. Primero aparecen las amenazas, los insultos y, mucho antes, el control (como cuando el hombre controla las relaciones que mantiene la mujer, obligándola a dar de baja en sus redes sociales a personas que no son de su agrado, o controlando las llamadas y mensajes que recibe en el móvil). En un gran número de ocasiones, se pasa de un comportamiento controlador a la ejecución de violencia de género digital con humillaciones públicas (por ejemplo, cuando el hombre cuelga en la web fotografías comprometidas de la víctimas después de la ruptura, sin su consentimiento, o bien comentarios que intentan ridiculizarla); amenazas, o el acoso virtual (con la remisión constante de mensajes, por ejemplo).


El problema es que estas conductas se perpetúan en el tiempo porque las mujeres no son conscientes de que están siendo sometidas a una forma de violencia. La mayoría de las veces estos comportamientos no son advertidos, especialmente por las jóvenes, que los niegan y los justifican en el amor romántico.


Por todo ello, porque hoy las relaciones de pareja también se viven en las redes y a través de los smartphones, el Código Penal ha tipificado como nuevos delitos ciertos comportamientos relacionados con el desarrollo de las TIC que hasta ahora quedaban impunes, como el stalking o acecho o la pornovenganza (denominada por algunos como sexting) llevados a cabo por medios telemáticos, por ejemplo.

 

Para más información, puede concertar una cita previa con Digital Crime Abogados mediante el formulario que aparece a continuación (el envío del formulario supone la aceptación de la política de privacidad), escribiendo un correo electrónico a info@digitalcrimeabogados.com o llamando al número de teléfono +34 93 5704148+34 93 5704148. Le informamos de la posibilidad de mantener reuniones en todo el territorio estatal.

Su mensaje del formulario se ha enviado correctamente.

Ha introducido los siguientes datos:

Formulario de contacto:

Por favor, corrija los datos introducidos en los campos siguientes:
Al enviar el formulario se ha producido un error. Inténtelo de nuevo más tarde.

Atención: Los espacios marcados con * son obligatorios.

CONTÁCTENOS

Digital Crime Abogados

info@digitalcrimeabogados.com

+34 93 5704148+34 93 5704148

 

Prestamos servicios en todo el territorio español

SUBSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
©2016-2018 Digital Crime Abogados. Todos los derechos reservados

Llamar

E-mail

Cómo llegar